El Impresionismo

Impression. Soleil levant / Claude Monet

El Impresionismo es un movimiento artístico que rompió de raíz con toda clase de imposiciones anteriores. Una pintura que se regía por la representación de la realidad tal y como es, que está en constante transformación y que debe ser retratada en su mismo instante. Una corriente que nacería en París como contraposición al academicismo y que hizo acto de presencia en 1874 con una exposición (paralela a la que se celebró en el Salón Oficial de la capital francesa) en la que participaron 39 pintores, los cuales defendían la importancia de la luz y la transparencia. En esta muestra se exhibió la obra de Claude Monet titulada ‘Impression, soleil levant’ (Impresión, sol naciente), nombre que utilizaron los críticos para catalogar el movimiento en tono de burla, ya que no compartían las directrices impresionistas. Estos artistas rechazaban los ideales anteriores, amparados en el claroscuro y la perspectiva como bienes supremos, mostrando preocupación por la incidencia de la luz en todo lo que nos rodea. Apasionados por la naturaleza, entendían como esencial el hecho de pintar al aire libre (plein air) para poder así contemplar la verdadera esencia de la misma y poder reflejar de forma adecuada esos efectos lumínicos en sus lienzos.

Sigue leyendo