Mujer y Arte: sociedad limitada

manet-isla-wight-1875

Existen multitud de ámbitos en los que la búsqueda de la libertad se convierte en la única forma de vida. Únicamente basta con ampliar nuestro campo de visión para darnos cuenta de lo privilegiados que somos. La plena autonomía es algo que carece de realidad y numerosas luchas se han originado en torno a este concepto, siendo muchos los que han acudido a la expresión como puerta de acceso. Sin embargo, incluso en los campos artísticos han existido terribles casos de censura. Es el ejemplo de la compleja relación que siempre ha existido entre la mujer y el Arte, tema del que apenas se ha hablado y con el que queda latente la doble moralidad que nos ha acompañado durante mucho tiempo. Un pequeño mundo exento de libertad en el que la objetividad brilla por su ausencia.

berthe-morisot-dia-verano¿Conocéis muchas artistas? No lo creo. ¿A qué se debe esto? ¿Es que la mujer no es capaz de expresarse artísticamente? Es evidente que sí, pero dotarles de autonomía significaba perder el control sobre ellas. En el entorno artístico la mujer ha desempeñado un rol más parecido al que cumple un objeto, ya que servía como icono representativo de la belleza y parte de las posesiones del hombre. Mediante el acceso a la creación por parte de la mujer, el hombre perdería esa propiedad, ya que el Arte permite traspasar todo tipo de barreras y alcanzar la ansiada libertad a partir del reflejo del mundo interior. Esto es algo que preocupaba enormemente al hombre, por lo que existían numerosas trabas que impedían que las potenciales artistas fuesen admitidas en lugares donde recibir lecciones para adquirir el conocimiento necesario con el que evolucionar en su carrera. Al fin y al cabo, se trataba de impedir que la mujer se percatase gracias al Arte de la posiblidad de tener otro tipo función dentro de la sociedad y con plena potestad para decidir ciertos aspectos de su realidad. Muchas lucharon contra esta sinrazón y practicaron su talento de forma oculta. Lamentablemente, sus obras eran infravaloradas y puestas en el mercado como si hubiesen sido realizadas por hombres. Por todo esto, deseo ensalzar a todas aquellas mujeres que, a pesar de las limitaciones existentes y ser completamente marginadas y rechazadas por el contexto artístico, pudieron abrirse paso y llegar a su objetivo en un ámbito plagado de masculinidad.

Sigue leyendo

Anuncios