Conociendo a José Guerrero

El pasado 9 de octubre se produjo la clausura de la exposición con la que el Centro José Guerrero rendía homenaje al magno pintor granadino al que le debe su nombre.

Sin lugar a dudas, José Guerrero (1914-1991) es uno de los pintores que mejor ha sabido reflejar los conocimientos que fue adquiriendo a través de las influencias de diferentes estilos, pintores y lugares que conoció. En La Colección del Centro se ha podido recorrer de forma cronológica su producción artística, abarcando todas sus etapas, desde la década de los años 40 hasta 1990. Así, vemos como evoluciona desde una primera etapa de formación en la que demuestra la admiración que sentía por Velázquez, siendo más notable la influencia de artistas como Picasso o Matisse, cuya obra conoció gracias a su estancia en París. Lienzos como La aparición (1946) o Panorámica de Roma (1949), reflejan perfectamente las premisas fauvistas, dotando a las obras de vivos colores que fluyen y se combinan proporcionando una gran fuerza a sus lienzos.

En los años 50, se instala en Nueva York y es en este periodo donde su producción artística adquiere notoriedad, siendo hoy en día considerado como parte del Action Painting. El contacto con pintores expresionistas abstractos de la Escuela de Nueva York como Kline o Motherwell le hacen interesarse por este movimiento. Esto se traduce en un abandono paulatino de la figuración, debido a que el contexto histórico y social de tales fechas hace que estos artistas rehuyan de la realidad existente, al no entender la crueldad y la destrucción que podía llegar a provocar el Hombre. Su obra será más fluida y autómata, con una suelta pincelada casi monocroma donde los colores coexisten y fluyen. Esto se observa en obras como Black Followers (1954).

Conforme van pasando los años, el artista va creando un estilo cada vez más personal, donde son latentes las influencias de la tierra y el gusto por las formas simétricas. Destacan sus pinturas que se asemejan a cajas de cerillas (Penitentes rojos, 1972), donde el uso de arcos y líneas paralelas con tintes árabes nos recuerdan a nuestra tierra, Granada, lugar del que nunca renegó y que paseó por todo el mundo. Esto permitió que otros muchos artistas pusieran sus ojos en ella y eso se ve reflejado en la producción de los mismos.

En los años finales de su vida, veremos una tímida influencia de Mark Rothko, ya que realiza composiciones donde predominan los campos de color, rememorando ciertas situaciones de la infancia gracias al uso de poderosos tonos cálidos (Oferta con rojo, 1988). En 1991 su luz se apagó pero nos dejó como testimonio sus enigmáticas creaciones para el deleite de los amantes del arte.

Anuncios

2 pensamientos en “Conociendo a José Guerrero

  1. Supongo que hay que estudiar algo de arte para disfrutar de este hombre porque estuve hace tiempo en su exposición de Granada y la verdad es que no me gustó nada, demasiado abstracto para mi gusto. Pero, como he dicho, tal vez haya que estar un poco más “empapado” en las pinturas, sus significados y origen para disfrutarlas.

    • Es fundamental para entender cualquier manifestación artística conocer el contexto social e histórico en el que nos encontramos. Hay muchos factores que influyen en las creaciones. Es algo que intento explicar en este tipo de entradas aunque quizás deba centrarme un poco más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s